Hallazgos #14

Preciosas rarezas encontradas 💜

TAMADA – TIKEBI:

Desde Tiflis, Georgia, nos llega esta hermosa sorpresa. Se trata de “Tikebi”, el nuevo single de Tamada, proyecto que mezcla elementos electrónicos con melodías de tradición georgiana para entregar una atmósfera misteriosa, profunda y extrañamente alegre.

Tamada es el nombre artístico con el que Lasha Chapel despliega su mirada sobre la música, el arte y Georgia.
Formado artísticamente en Berlín y enfocado en la música electrónica, Chapel no se olvida de sus raíces, y en su trabajo podemos encontrar su sentir acerca de su tierra y las distintas culturas que emergen. Por un lado suenan las influencias fuertemente georgianas, las canciones que su familia y sus antepasados han cantado durante siglos en todo tipo de reuniones sociales. Por otro lado aparece la electrónica, los beats, una escena que cada vez se hace más grande y popular entre la juventud de Tiflis que busca liberarse de la religión y los conservadurismos. ¿El resultado? Un nuevo folk georgiano, música refrescante que busca el diálogo y la comunión entre todas las partes de un país.

Dale play, que la música nos liberará.

MISTY COAST – BRAINCHILD:

Dream pop y noise se unen con delicadeza y originalidad en “Brainchild”, el nuevo single del aplaudido dúo noruego Misty Coast.

Linn Frøkedal y Richard Myklebust son Misty Coast, proyecto que ha hecho que gruesas capas de efectos y ruido se sumen a melodías pop de ensueño, una combinación que ha llamado fuertemente la atención de la crítica musical y que los ha posicionado como una de las propuestas más interesantes de la escena de Noruega.

“Brainchild” es una excelente muestra del exquisito trabajo de la dupla: es dulce, pero a la vez es psicodélico, atmosférico, experimental. La melodía es pegadiza, pero no es predecible. La canción va hacia adelante, con optimismo y calidez, pero con la cuota de nostalgia justa, esa que nos atraviesa en todo momento después de haber vivido algunos años en esta tierra.

BRANDON MICHAEL – DON’T FALL IN LOVE:

“Don’t fall in love”, del compositor canadiense Brandon Michael, es quizá la canción menos rara de esta breve selección, pero es seguro la más oreja, la más fácil para escuchar. Y eso está lejos de ser malo. No hay que ser una novedad para ser hermoso. Una caricia pop es muy bien recibida por aquí.

Combinando el bedroom pop con una producción indie y neo-soul, Brandon Michael nos regala un momento cálido, un abrazo sincero en el que nos aconseja ciertas cosas al oído, con cariño, con la dulzura de quien le cuenta sus reflexiones a un amigo querido. Así, ”Don’t Fall in Love” es una canción sobre las pérdidas y los cambios, pero sobre todo es una búsqueda por sobrevivir en este mundo en el que el sufrimiento parece tan necesario para crecer.

Sigue nuestra playlist: